Deja un comentario

Para inspector de hacienda, mejor si es hombre

Parece que hay demasiadas inspectoras mujeres en la Consejeria de hacienda de Valencia. Así que van a priorizar al varón a la hora de conseguir una plaza de técnico superior del cuerpo de inspectores de tributos de la Generalitat valenciana

Cuando mis amigos me preguntan por Valencia siempre la lleno de elogios: un buen clima, el mar, centro histórico excepcional, una oferta cultural aceptable…

Pero cuando estos amigos viven en el extranjero (y cada vez son más), me dedican media sonrisa para decirme, se te olvida la corrupción, la elevada tasa de paro, el ser una de las economías más endeudadas de España.

Aún así yo intento reflejar lo positivo de la ciudad que me vio nacer. Pero a veces, aunque no me gusté demasiado, he de reconocer que parece que vivamos en un lugar aparte. Y me sale la frase de Obélix : “Están locos, estos romanos”

Y es que está noticia hoy en día es de risa (si el asunto no fuera tan serio): ‘Hacienda primará al hombre si empata con una mujer en una plaza de inspector’, y no contento con eso nos aclara que este criterio ya se ha aplicado en 14 convocatorias del Gobierno valenciano, y habría beneficiado en 7 ocasiones a los hombres.

Está claro, vivimos al margen de la ley o es que no entendemos a la sociedad moderna. Mientras la Europa civilizada intenta potenciar a la mujer profesional, la ley valenciana abiertamente y sin sonrojos, le saca burla.

El artículo continúa diciendo que la medida es ajustada a derecho, y que según la política de igualdad, interpretada por el Gobierno valenciano, se intenta beneficiar al sexo infrarrepresentado. Por lo que en caso de empate en unas oposiciones, el varón será el inspector a igual méritos que la mujer.

Lo que no han entendido los que defienden esta discriminación positiva son dos ideas muy sencillas. La primera y fundamental es que las oposiciones se ganan por puntos, por méritos individuales y objetivos. Algo que es justo de por sí, no es necesario sacar la bandera de género. Es más y si les molesta que el 70% de los empleados públicos sean mujeres, lo son por méritos propios. No les han adjudicado una plaza a dedo por ser amigo del jefe. Han aprobado un examen, han superado unas pruebas y tienen un curriculum apto para el puesto. Baremo objetivo de puntos, qué pasa si la mujer es mayoría.

Y en segundo lugar, la discriminación positiva de la que presumen se promovió para facilitar el acceso a los colectivos históricamente discriminados. Es decir, para que la mujer tuviera la opción de participar en los asuntos colectivos que hasta el momento la sociedad no le había permitido. Les facilitaba el camino por llegar con retraso histórico.

Se trata de un simbolismo que nos radiografía. Una sociedad que aspira a la modernidad pero que se asienta en el patriarcado. Parece de burla que la primera vez que se pone en marcha esta medida, sea a favor de los hombres.

Y si estamos tan preocupados por el sexo infrarrepresentado, que empiecen a aplicarlo en llegar a las plazas de alta responsabilidad, que estas sí que se rigen por criterios subjetivos. También serviría para aumentar el número de diputadas en las cortes valencianas, y en los altos cargos en las instituciones.

Fuentes:

Noticia publicada por El Mundo (07/04/2014)

Noticia publicada por El País (07/04/2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: