Deja un comentario

RAE: Limpia, fija y da esplendor

Anuncio de la RAE

Pincha para ver el anuncio de la RAE

El lema de la Real Academia de la Lengua ya nos lo hacía recitar mi profesora de Lenguaje de la EGB (Educación General Básica). Ha pasado ya unos cuantos años desde entonces y parece que el lema sigue siendo el mismo, y lo ha sido durante 300 años.  Entonces nos parecía antiguo y desfasado pero nuestra profesora se mostraba tan emocionada cuando lo nombraba que a nadie se le ocurrió llevarle la contraria.

Aunque si hubiéramos conocido la realidad, que las mujeres no eran valoradas por la academia de la lengua igual no recitaríamos el lema con tanto orgullo. En una clase en que de cada 10 niñas, uno era chico, está de más decir que el sexo femenino estaba en mayoría.

Sin embargo, no nos revelamos contra nada, ni por apoyar a las mujeres en la RAE, ni por no estudiar a mujeres escritoras, ni siquiera cuando en las horas de gimnasia los chicos jugaban al futbol, mientras a nosotras nos tocaba preparar tontos bailes. La escuela no cumplía ningún principio de igualdad. Eran los 80 en España.

Después de ver el vídeo, es fácil pensar que seguimos en esa época. El humor a costa de la mujer y como escenario la cocina. No sé si pretendía ser un insulto directo pero el caso es que la academia de la publicidad ha recogido la imagen que arrastra la institución de la RAE. Ha sabido plasmar en clave de humor (algo de gracia tiene) lo que representa. Una institución arcaica y desfasada que se quedó en los años 80. Además el lema recuerda a un anuncio de detergente por lo que la única protagonista podía ser la mujer. Aunque todas sabemos que para lavar la ropa no basta sólo con echar el producto desinfectante a la lavadora. Se necesita más.

En sus 46 asientos han pasado grandes maestros de la palabra, y ahora me consta que hay escritores con pensamientos más abiertos, pero aún así sólo 7 los ocupan actualmente maestras de la palabra: Ana María Matute (Escritora), Carmen Iglesias (Historiadora), Margarita Salas (Bioquímica y primera mujer científica en la RAE), Inés Fernández-Ordóñez (Filóloga), Soledad Puértolas (Escritora), Carmen Riera (Escritora) y recientemente admitida Aurora Egido (Filóloga).  Todas, a excepción de Matute, fueron elegidas ya entrados en el nuevo siglo. Les cuesta abrirse a la modernidad y es una pena.

Se ha creado un debate encarnizado, leo en las noticias, bueno no sé si tanto. Pero el caso es que ha dado que hablar y seguro que ha visto el vídeo más gente de lo que tenían previsto. La publicidad es así, busca llamar la atención, no nos debería sorprender que la mujer sea tratada como un objeto o como un medio sin ningún respecto. A quién le gusta los anuncios de tampones cuando llega el verano (hay algo más ridículo) y sino la campaña del verano de lotería, que tenía como lema: “Uno de cada tres quiere tocarte. Déjate”. (Éste fue retirado)

El tema de la publicidad y el papel de la mujer darían para una gran disertación. Pero en el caso de este anuncio, una de las mujeres implicadas, la directora general de Shackleton (agencia que ha participado en el anuncio), Marta Gutiérrez, declaraba ante los medios que el lenguaje es una herramienta fundamental en el trabajo de un publicitario. “Por ello hemos querido agradecer desde lo que somos, con sentido del humor y desde códigos y recursos asociados a nuestro sector, la labor de la RAE por conservar y preservar el lenguaje”.

La lengua es un instrumento de poder

Me quedo con que el lenguaje es una herramienta fundamental. La lengua es un instrumento de poder. Ya decía hace más de un año, la periodista Pilar López Díaz (especialista en genero y comunicación) que la lengua es imprescindible para nombrar la realidad. Por lo que era necesario nombrar a las mujeres que se han introducido en ámbitos laborales antes exclusivos para los varones. Por eso necesitamos la palabra diputada, política, ingeniera, arquitecta, médica, astrofísica.

Busco en la RAE estas palabras, sólo se muestra la definición masculina y se recomienda ese uso para los dos géneros: U. t. la forma en m. para designar el f.

 Aunque junto a ellas aparece en rojo un cartel: artículo enmendado. Pincho con gran alborozo y compruebo que desaparece la obligación de usar el masculino para los dos géneros.  Está pendiente de revisión pero es un avance. Si eso lo han conseguido sólo siete mujeres, estoy deseando que el número de académicas se doble.

*académico, ca
9.m. y f. Individuo perteneciente a una corporación académica
*Gozar (está no está en pendiente de revisión)
3. tr. Conocer carnalmente a una mujer.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: