Deja un comentario

Niñas, hoy es día de colegio

Buda_explotó_por_vergüenza

Erase una vez, en un país muy lejano vivía una niña de doce años, alegre y responsable. Lo que más le gustaba era ir a la escuela con sus amigos y aprender. Un día de enero, antes de las vacaciones de invierno, nuestra niña se mostraba preocupada.

Nuevos gobernantes regían en su tierra, y tenían ideas muy estrictas. Primero prohibieron ir con vestidos de colores al colegio, así que su vestido rosa favorito se tuvo que quedar en el armario hasta un día festivo. Luego cada día el número de niños en clase se reducía por el miedo y la inseguridad en los caminos.

Y ahora llegaba lo peor, se rumoreaba que un nuevo edicto, que prohibiría a las niñas ir al cole, se aprobaría muy pronto. Tenía motivos suficientes para estar preocupada. Se cerrarían las escuelas para las niñas.

Este país podía ser el Swat, un distrito situado al norte de Pakistán, donde hasta hace un año vivía Malala. Una niña que se ha hecho famosa por reivindicar un derecho básico en Europa, la educación para las niñas. Cuando llegaron al poder  los guerrilleros talibanes se mostraron en desacuerdo con la alfabetización femenina. Así, obligaron el cierre de las escuelas privadas y se prohibió la educación de las niñas.

Malala Ysufzai se convirtió en una activista al escribir un blog, bajo seudónimo, para la BBC en 2010. Sus relatos describían el día a día en una zona violenta, donde cada vez era más difícil acceder a la escuela. Su historia llegó hasta el New York Times y el mundo occidental fue consciente por una niña de 12 años, de lo que ocurría en esa región de Pakistán.

La historia de Malala volvió al panorama internacional cuando en octubre de 2012 mientras viajaba en un autobús escolar, un talibán le disparó en la cabeza y el cuello. Malala fue dada por muerta. Aunque no fue así. Esta historia tiene un final feliz, la pequeña se recuperó en Birmingham (Reino Unido) y ahora continúa allí su aprendizaje.

Esto da que pensar en una semana en que todas nuestras niñas empiezan las clases en España, donde se dan por sentado muchos derechos y que todos esperamos que no se pierdan. Como en el caso de Pakistán, existen muchos otros países donde la educación no es universal, ni gratuita, ni de calidad, como debería ser. Sólo en Pakistán 3,2 millones de niñas siguen sin ir a la escuela. (Datos de la asociación KidsRights)

Malala Ysufzai se ha convertido en todo un símbolo, y es que necesitamos más heroínas valientes que no den pasos atrás. El hecho es que ella ha continuado con sus reivindicaciones:”Pensaron que con sus balas me callarían para siempre pero fracasaron”. Ahora cuando una mujer alza la voz por la educación de las niñas, el mundo habla de otra Malala, hay más como ella.

Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo

“Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo. Tomemos los libros y las plumas porque son nuestras armas más poderosas”, subrayó Malala el pasado 12 de julio, día de su 16 cumpleaños, en la sede de la ONU en Nueva York. Este organismo declaró la fecha como Día de Malala.

Hace unos días, la joven recibía el Premio de la Paz de los Niños otorgado por la organización humanitaria KidsRights. Además, se conocía que se presenta como candidata al Nobel de la Paz 2013. Los que querían callarla no lo han conseguido, ahora habla más fuerte porque la escucha más gente. Y allá donde va, reivindica la educación para todos los niños en un entorno seguro.

Leyendo sobre Malala, me he acordado de una película protagonizada por una niña que sólo quiere ir a la escuela a aprender historias. Baktay tiene seis años.

‘Buda explotó por vergüenza’

En la misma montaña donde estaba la figura de Buda que volaron los talibanes, aún viven familias en las cuevas. Una niña de seis años quiere ir a la escuela con su vecino para aprender el alfabeto. El niño que vive al lado, le explica que necesita un cuaderno y un lápiz. Así empieza la aventura de la pequeña niña, primero la de encontrar un cuaderno y luego la de llegar a la escuela.

Esta película con un argumento en apariencia sencillo, esconde mucho más. Es una crítica continua a la vida de las mujeres, a la guerra y a la falta de libertad. Pero donde los protagonistas son los niños, lo que le da a veces toques de humor.

Lo mejor del film, es la elección de la protagonista. Sufres acompañándola en sus peripecias y te dan ganas de protegerla. De ir hasta allí y ayudarla a saltar las barreras que le imponen. La tensión en algunos momentos es grande.

La directora Hana Makhmalbaf de Teherán (Irán), pertenece a una familia que se dedica al cine, por lo que todo su mundo siempre ha tenido que ver con el celuloide. “Buda explotó por vergüenza” le otorgó un reconocimiento internacional, y eso que ella sólo contaba entonces con 18 años.

La película de coproducción franco-iraní se estrenó en España en febrero de 2008 y compitió en la sección oficial del Festival Internacional de Cine de San Sebastián de 2007, donde se le otorgó el Premio Especial del Jurado y el Premio Otra Mirada.

Fuente: Diario de una colegiala pakistaní
http://news.bbc.co.uk/2/hi/south_asia/7834402.stm
Fuente: Malala, en la ONU: “Un libro y una pluma pueden cambiar el mundo”
 http://elpais.com/tag/malala_yousafzai/a/ 
 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: