Deja un comentario

Conciliación Laboral o un mundo laboral utópico

Mi madre inventó la conciliación laboral o eso es lo que yo pensaba cuando era pequeña. Trabajaba y cuidaba de tres hijas, nada conflictivas eso sí. Nos acompañaba a la escuela y allí nos quedábamos, las hijas y la madre, porque ella es maestra. Sigue enseñando en el mismo colegio a niños de primaria desde hace más de 30 años. Un padre con horario flexible en casos de urgencia. Unos abuelos jóvenes y disponibles por si alguna enfermaba. Pensaba que lo tenía todo controlado.

Pero la realidad era y es bastante más complicada. A pesar de estar en el siglo XXI, no han cambiado mucho las perspectivas de las mujeres en el trabajo si aspiran a escalar posiciones en su profesión, a la vez que disfrutan de una familia propia.

 Me viene a la cabeza la escena en que el jefe de publicidad de una gran empresa le dice a una ejecutiva de su empresa: ‘Para ser socia no lo puedes tener todo (trabajo o hijos), yo tengo suerte porque soy hombre’. Pero no era el caso de Diane Keaton que descubre que quiere ser madre trabajadora y la única manera de conseguirlo es imponer sus reglas, así que crea su propia empresa. (Baby tú vales mucho 1987). Supongo que no ha cambiado mucho la situación desde los años 80. Si quieres horario flexible, conviértete en tu propia jefa.

Y si eres una empleada más, se impone la llamada Conciliación Laboral que debería aplicarse en las empresas. Las iniciativas se han reducido a trabajar desde casa, o a la jornada parcial que es más fácil que se aplique en grandes compañias. Aunque hay casos en los que tampoco:  el pasado 1 de marzo El País publicaba que después de 10 años de batalla judicial, el Tribunal Europeo de Derechos Humano le había dado la razón a Raquel García Mateos. Finalmente le reconocían su derecho a una reducción de jornada. El caso empezó en febrero de 2003, cuando Raquel García, trabajadora del supermercado Alcampo, pidió una reducción de jornada para cuidar de sus hijas. Ha ganado una batalla, ha sido un camino largo pero las próximas que quieran reducir horarios puede que lo tengan más fácil. (La Heroína que no quería serlo)

Angela Merkel también ha reclamado a las empresas alemanas que apliquen políticas de conciliación familiar. Hace menos de un mes, subrayaba la necesidad de combinar de forma individual horario laboral con el tiempo para la familia. Entre sus ideas propone el ‘job sharing’, cuando dos personas en régimen de media jornada realizan el trabajo que normalmente asume un sólo trabajador a jornada completa. Además, de ayudas económicas para garantizar plazas en las guarderías públicas a todos los niños a partir del año.

Si algo me queda claro es que en un mundo laboral utópico debería valorarse más la flexibilidad de horario, fomentar la jornada parcial, y la productividad real, es decir los resultados, y no valorar al empleado por la cantidad de horas que trabaja.  Y en España aún queda mucho por lograr.

Un grupo que presenta batalla es Conciliación Real Ya, una plataforma que se ha creado por la iniciativa de una mujer, Marta Gual, que buscaba conciliar su trabajo con el cuidado de su bebe. Un proyecto que además quiere englobar el terreno personal, el tener tiempo para cada uno. Entre sus reivindicaciones se encuentra la de fomentar la flexibilidad de horarios, el trabajo a distancia, el trabajo por objetivos, y también por qué no, beneficiar a las empresas que promocionen a los trabajadores que se reincorporen después de medidas conciliadoras.

Tenerlo todo, como Diane Keaton, es complicado y más cuando para empezar los salarios de las mujeres son más bajos. Incluso entre profesionales con la misma carrera y mismo trabajo, he visto que ellas cobran menos que los varones. Y si preguntas el por qué, responden (sin ninguna vergüenza) es que tú puedes quedarte embarazada.

Para eso el Gobierno si debería aplicar leyes con sentido, para garantizar la igualdad, y no utilizar el dinero público para someter el cuerpo de la mujer a leyes. Así será difícil que todos seamos iguales.

Erin Brokovich (2000): ‘Es mi trabajo, es el tiempo de mis hijos, sí es personal

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: