Deja un comentario

Ni un paso atrás!

Mujer

Día de la mujer trabajadora. 8 de marzo.

Todavía hay amigos, la mayoría hombres, que se preguntan por qué celebramos el día de la mujer trabajadora, o de la mujer sin más, qué si al tener nuestro día especial no estamos dando un paso atrás.

Y sabes qué, que me entristezco, los ojos me brillan y tengo que apretar la mandíbula para que no se me escape ni un grito ni una lágrima.

Porque amigas, si cualquier excusa es buena para empujarnos hacia atrás, hay un montón de razones para tener un día, porque por el mismo trabajo, los salarios de las mujeres son inferiores, porque hay más mujeres en paro que hombres (y no sirve la excusa de la crisis), porque las madres son un incordio cuando se acogen a la baja maternal y si es un hombre quien se queda en casa es un héroe. Porque la conciliación laboral sigue siendo una utopía, madre y trabajadora, a elegir.  Porque aún la mujer tiene que someter a leyes su propio cuerpo y porque para alcanzar puestos de responsabilidad,  hay que pasar por un sistema de cuotas.

Me vienen a la cabeza muchas mujeres que fueron pioneras en su campo. Pero hoy me gustaría recordar a la primera mujer que fue periodista profesional, a Carmen de Burgos, conocida como Colombine. Redactora que entre columnas de cómo servir un té, sombreros y peinados, defiende a la mujer trabajadora,  apoya el divorcio y el voto femenino. Además, fue pionera como corresponsal de guerra (allá en 1909 en la guerra de Marruecos) y era tratada por un igual entre sus compañeros de profesión.

Y como no, Clara Campoamor, la diputada que luchó por conseguir por primera vez el voto de la mujer en España, para todas las mujeres sin importar clase social  ni estado civil. Famosos son sus enfrentamientos verbales con su compañera en el Congreso, Victoria Kent, por no querer ceder, el derecho a votar de las mujeres tenía que ser inminente y sin condiciones.

Como tantas mujeres antes y organizaciones humanitarias ahora, sólo me gustaría recordar hoy a todos un ideal, ya que es lo más propicio por ser el día que es, educación y trabajo por igual para el hombre y la mujer. Una educación que rompa los roles establecidos o al menos otorgue las bases para formar un pensamiento crítico que los haga tambalear. Y trabajo, para seguir integradas en la sociedad y mantener una independencia económica. Sólo con eso, que es mucho para cualquier persona, ya podremos caminar hacia adelante, nunca más atrás.

* Dibujo de Guadalupe Moreno

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: